I TALLER DE ELABORACIÓN DE CERVEZA CASERA

Se acaba de impartir en La Botica de la Cerveza el I Taller de Elaboración de Cerveza Casera, impartido por varios miembros de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles (ACCE).

Este taller ha surgido gracias a la colaboración de ambas entidades y para dar respuesta a las demandas de muchos de nuestros clientes.

El objetivo principal del taller era dar a conocer los conceptos básicos que hay que tener en cuenta para hacer cerveza de forma totalmente casera y artesanal en nuestras propias casas y pienso que este objetivo se ha cumplido, pues las personas que lo han impartido son unos verdaderos expertos y han puesto todo su esmero y conocimientos a disposición de los participantes para que se fueran con el mayor número de detalles.

La participación ha sido mucho mayor de lo esperado: 23 personas (estaban previstas 15).

Los maestros de ceremonias fueron Antonio Martín, Antonio Sánchez y Curro Hernández. El primero nos introdujo en el mundo de la cerveza desde sus orígenes, dando una pequeña explicación sobre historia de la cerveza, ingredientes, proceso de elaboración y tipos de cerveza. Todo ello, como digo, de forma somera, pues cada uno de estos conceptos de forma individualizada daría para su propio taller y con la duración que quisiéramos… En cualquier caso, sirvió para situarnos y tener unos mínimos conocimientos de qué estábamos haciendo. Mientras tanto, los segundos iban preparando todo el montaje y material necesario para ir haciendo nuestra propia cerveza. En los momentos clave, interrumpían a Antonio Martín para explicar y enseñar de forma práctica qué estaban haciendo.

Así, pudimos observar cómo realizaron el molido de la malta, proceso fundamental para hacer una buena maceración. Hay que decir que ellos se han montado los instrumentos que han ido necesitando en cada momento del proceso de elaboración de cerveza, de forma totalmente manual y creativa. En este caso, para el molido de la malta, han creado una especie de molino que han acoplado a una tabla de cortar.

Moler grano

Una vez que el agua cogió su temperatura (72º C), añadieron la malta ya molida. Como estaba más fría, al final la mezcla se quedó en una temperatura de alrededor de 64º C, que es la que debe tener para que los encimas de la malta estén activos y rompan las cadenas de almidones que se transformarán en azúcares

Además, pusieron en marcha otro artilugio para poder realizar el movimiento necesario que necesita esta mezcla: han habilitado un grifo en el fondo de la olla de maceración de donde va sacando el líquido resultante y volviendo a añadir a la olla. De esta manera mueven la mezcla, sin enturbiar el líquido, ya que se necesita que el mosto salga lo más claro posible. Este proceso duro aproximadamente una hora.

Una vez teníamos el mosto sacado de la cebada, se pasó a la olla de ebullición y se preparó para añadir el lúpulo, primero el del amargor y después el de sabor. En la olla de ebullición estuvo alrededor de una hora y media.

Fermentacion

Después del proceso de ebullición vino uno de los momentos  más delicados: el de enfriar el mosto a la temperatura de fermentación. Este momento es delicado porque es donde hay mayor riesgo de contaminación de bacterias no deseadas y hay que hacer el proceso lo más corto posible para evitar esta posible contaminación. Para enfriar el mosto ellos utilizaron un serpentín que también se han fabricado y que enfriaba el mosto porque estaba colocado en un cubo con hielo. Al pasar el mosto por el serpentín, se enfriaba. Todo esto (y en otros momentos) estaba medido cuidadosamente con termómetros para hacer el proceso a la temperatura óptima.

Mientras tanto, los miembros de la ACCE estuvieron explicando detalles y truquillos que hay que tener en cuenta y cómo los resuelven ellos, así como respondían a las dudas que se planteaban por los diferentes participantes.

Además, estuvieron preparando las levaduras que había que añadir al mosto para que hicieran su trabajo convirtieran los azúcares en el alcohol que necesitamos para la cerveza. Este proceso también es delicado: hay que preparar estas levaduras. Para principiantes es mejor hacerlo con levaduras deshidratadas y rehidratarlas momentos antes de añadir al mosto, calentando agua y echando el sobrecito un poco antes para que las levaduras se vayan activando.

Fermentación cerveza

         Cuando finalizó de caer el mosto en el fermentador se añadieron las levaduras y se tapó herméticamente el fermentador, habiendo dejado previamente un conducto para dejar escapar el gas carbónico que se produce durante la fermentación.

Y ya estaba todo listo para esperar una semanita más hasta que la fermentación hubiera acabado y pudiéramos embotellar nuestra cerveza para llevarla a casa y dejarla madurar.

Como en todos los cursos, hubo un tiempo de “recreo”, que se produjo mientras se llevaba a cabo la cocción del mosto con el lúpulo. Este tiempo lo dedicamos a degustar, tanto comidas como bebidas. A destacar, entre las bebidas, la cerveza que trajo Curro: una extraordinaria stout, de elaboración suya propia y que no tenía nada que envidiar a ninguna otra stout que haya probado; y entre las comidas, pudimos saborear un par de patés que había preparado, elaborados también con cerveza (ya pondré las recetas en próximos post).

Al sábado siguiente, cuando ya se había completado la fermentación de nuestra cerveza, procedimos al embotellado de la misma. Antes hubo que añadir al tanque de fermentación una solución de agua con azúcar, para provocar una segunda fermentación en botella.

Embotellado cerveza

Una vez estuvieron desinfectadas las botellas (aprovechamos las que desechamos en la Botica) se fueron llenando una por una a través de un tubito. Para taparlas, con un simple, chapador (viene en los quits de elaboración de cerveza casera).

Antes de irnos, cada participante se llevó dos botellitas de cerveza. Habrá que esperar unas dos semanas antes de probarla y es aconsejable esperar otras dos antes de abrir la otra botella. ¡A ver cuánto somos capaces de esperar para probar nuestra cerveza! ¡Qué impaciencia!

Muchas a gracias a los miembros de la ACCE que con tanta maestría nos han enseñado  a hacer cerveza en casa de forma sencilla y clara y, por supuesto, a todos los participantes que nos han acompañado y han posibilitado la celebración de este I taller.

Anuncios

Una respuesta a “I TALLER DE ELABORACIÓN DE CERVEZA CASERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s