PRIMERAS RECETAS CON CERVEZAS ARTESANAS

Uno de los proyectos que teníamos cuando empezamos con esta aventura de La Botica de la Cerveza era aprender a mezclar cervezas y comidas, de forma que se realcen ambas, ¡claro! El trabajo se está haciendo arduo, y lento… pero merece la pena. No es fácil encontrar cosas que te ayuden a maridar los distintos tipos de cervezas, y lo que hay hace referencia al maridaje de las cervezas más comunes que tenemos a nuestro alcance, la mayoría de tipo Lager, como las Pilsen.

A pesar de todo no desistimos y ahí andamos, haciendo cábalas, para ver cómo conseguimos introducir mayor número de cervezas en nuestros platos habituales. Como quiera que sea, y teniendo ya un modesto conocimiento de aromas y sabores de distintos tipos de cervezas, nos atrevemos a experimentar y mezclarlas con diferentes ingredientes que, en un principio, pensamos que pueden “casar”. ¡Y a veces nos sale bien! Cuando nos sale mal, también aprendemos y lo volvemos a intentar…

Además, afortunadamente, hay algunos blogs especializados en cervezas que ya han iniciado este trabajo y tienen algunas cosas muy interesantes, de hecho, ya estamos haciendo también algunos experimentos con algunas de las recetas que sugieren.

El resultado es que van saliendo cositas interesantes, y como todo esto es para el disfrute de todos, queremos compartirlo con las personas interesadas y que tienen las mismas inquietudes que nosotros. Así que, de esta manera, vamos a iniciar nuestra sección de recetas de cocina con cerveza con dos platos, un principal y un postre; el primero, “inventado” y el segundo, extraído del blog OBSERVATORIO CERVECERO.

CONEJO CON ALCACHOFAS A LA IPA

Como digo, este plato ha surgido de una mezcla de ideas. En primer lugar, unas compañeras de trabajo me sugirieron que probara el pollo con alcachofas, que dicen está muy rico. A mí el pollo no me gusta demasiado, así que decidí probar con conejo que, para mi gusto, es una carne más sabrosa. Y como la alcachofa es una verdura un tanto amarga, pensé que la cerveza que mejor podría realzarla era una IPA. ¡Y en esta ocasión no me equivoqué! Utilicé una de las más suaves que tenemos, la ANDERSON VALLEY HOP HOTTIN IPA y el resultado fue espectacular (aunque igual está mal que yo lo diga, el hecho es que el conejo salió muy bueno). La IPA realzaba el sabor de las alcachofas y el conejo se impregnó de una cierta mezcla entre dulzona y amarga que quedaba bastante sabroso. Os dejo la receta para que lo probéis vosotros mismos… y ya nos contáis…

Conejo con cerveza IPA

Ingredientes:

  •       Un conejo troceado.
  •        1 Kg. ó 1’5 Kg. de alcachofas.
  •        Una cebolla.
  •        Dos o tres dientes de ajo.
  •        Cerveza: Anderson Valley Hop Hottin IPA.
  •        Aceite.
  •        Sal.

Elaboración:

  1. –       Se trocea toda la verdura, la cebolla y el ajo por un lado y las alcachofas por otro (hay que dejar bien limpios los corazones).
  2. –       En una sartén se sofríe primero el ajo y la cebolla, hasta que se ablandan un poquito y enseguida añadimos las alcachofas. Esperamos a que se doren y ablanden un poco.
  3. –       Añadimos el conejo y también dejamos que se dore un poco.
  4. –       A continuación añadimos la cerveza, esperamos a que dé el primer hervor y bajamos el fuego para que reduzca lentamente. Es mejor taparlo, para que se concentren más aromas.
  5. –       Cuando ha reducido la cerveza y se ha formado una salsa espesita añadimos sal al gusto y retiramos del fuego.
  6. –       Y ya sólo queda servir y degustar… Con una buena cerveza, nosotros seguimos con la IPA. Si no os gustan estas cervezas por el carácter amargo que tienen, al menos habría que acompañar con una pale ale.

PALMERITAS DE CHOCOLATE CON CERVEZA Y DE MIEL CON CERVEZA

Como he dicho anteriormente, esta receta la extraje del blog OBSERVATORIO CERVECERO.  Es sumamente fácil y resultona. Quienes seáis seguidores de la Botica habréis visto ya fotos de estas palmeritas, porque, desde que las descubrí, las hago en todos los eventos que tenemos (cumpleaños, entrega de diplomas, reuniones de grupos concertadas…). Está comprobado que el éxito está asegurado.

En esta ocasión hay que utilizar una cerveza negra, de tipo porter o stout. Yo he utilizado ambos tipos, una vez las hice con una porter (la ANCHOR PORTER) y otra vez con una stout (la COOPERS STOUT). Con las dos salieron muy buenas y, la verdad, yo no supe distinguir la diferencia.

Ingredientes:

  • –       Una plancha de hojaldre.
  • –       Chocolate especial de repostería, apto para fundir.
  • –       Miel.
  • –       Huevo.
  • –       Cerveza negra, tipo porter o stout.

Elaboración:

Se pueden hacer dos tipos de palmeritas: unas rellenas de una reducción de miel y cerveza, y otras rellenas de chocolate fundido con cerveza.

  1. –       Para hacer las primeras, hay que poner a reducir la cerveza con unas cucharadas de miel. Yo pongo, aproximadamente, la mitad de la cerveza con dos cucharadas soperas de miel.
  2. –       La reducción se hace, al principio, a fuego vivo y, cuando va quedando poco líquido, se baja el fuego para que no se consuma demasiado rápido y se pegue. El resultado es un líquido un tanto espeso que hay que trabajar rápido, pues en cuanto se enfría se forma como una pasta dura difícil de trabajar.
  3. –       Este líquido denso que hemos obtenido lo extendemos sobre una plancha de hojaldre que, previamente, habremos estirado. Se distribuye bien sobre todo el hojaldre, pero no hay que poner demasiada cantidad, porque si no, luego sobresale y sobra.
  4. –       Después vamos envolviendo el hojaldre sobre sí mismo, empezamos por un extremo hasta la mitad y después el otro extremo hasta la mitad también, donde se juntan.
  5. –       Batimos un huevo y lo untamos sobre el hojaldre. De esta manera salen más doraditas las palmeras.
  6. –       A continuación cortamos el hojaldre en rodajitas de unos dos centímetros. Las ponemos sobre una bandeja de horno con papel vegetal.
  7. –       Precalentamos el horno a 200 º C e introducimos las palmeritas. El hojaldre se hace rápido, así que, con 15 ó 20 minutos es suficiente. Cuando están doraditas se retiran.
  8. –       Para hacer las segundas hay que fundir al baño maría un poco de chocolate especial de repostería. Para una plancha de hojaldre yo utilizo media tableta y me sobra para después recubrir las palmeritas.
  9. –       Una vez fundido el chocolate se añade un chorreón de cerveza negra. Aquí las medidas no están bien delimitadas, depende de la textura que queramos conseguir. Cuanta más cerveza echemos, más líquido se pondrá el chocolate. Lo que vamos buscando es que la densidad del chocolate sea espesa, por lo que no hay que añadir mucha cerveza. De todos modos, al gusto. Cuando se echa la cerveza hay que batir y diluir rápido para evitar que se formen grumos.
  10. –       Sobre la plancha de hojaldre previamente extendida se echa el chocolate. Al igual que con la reducción de cerveza y miel, hay que poner una capa finita, el exceso no queda bien.
  11. –       El proceso que viene a continuación es igual que con las primeras: se enrolla el hojaldre, se recubre con huevo, se corta en rodajitas y se mete en el horno.
  12. –       Con el chocolate fundido que ha sobrado se pueden untar algunas de las palmeritas que hemos hecho, así tendremos blancas y de chocolate.
  13. –       Exquisitas para saborear con la misma cerveza que la hayamos hecho.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s